Pedidos excéntricos de camarín

¿Un melón cuadrado? ¿Ositos de gelatina? ¿Una fuente de M&Ms solo de color rojo? Una vez en la cima del éxito, nadie puede poner freno a las exigencias ridículas del rock; mirá el listado..

*Guns N' Roses. Como si ya no representara suficiente estrés el hecho de lidiar con el suspenso que implica la versión SXXI de los Guns, Axl Rose ha planteado en más de una ocasión como ítem indispensable un melón cuadrado. Desconocemos si hubo algún valiente que haya podido estar a la altura de la situación.

*Arctic Monkeys. Algunos artistas entienden que este tipo de cláusulas son ridículas. Es el caso de la banda de Alex Turner, que incluye entre sus exigencias a modo de broma dos cajas de cereales Kellog's y "una novela a elección del productor".

*James Blunt. Será el compositor de baladas que superan el límite tolerable de glucosa, pero el autor de "Beautiful" sorprende por incluir en los pedidos de camarín cantidades industriales de bebidas. Más particularmente 120 cervezas, 12 sidras, 4 botellas de vodka, tres de vino blanco y dos de champagne ¡En tu cara, Mötley Crüe!

*Elton John. Con la intención de que el backstage sea un lugar lo más ameno posible, el Tío Elton pide varios arreglos florales, bajo estricta condición de que no incluyan crisantemos, lilas ni margaritas. Eso no es nada si te tiene en cuenta que también reclama setenta y cuatro toallas. Ni una más ni una menos. No, en serio, setenta y cuatro.

*M.I.A. La tirabombas mediática de Maya Arulpragasam solicita para su camarín una botella de absenta, una bebida que por su alta graduación alcohólica puede llegar a producir efectos alucinógenos. Tal vez esto mismo explique que el pedido se complete con tres extras disfrazados de gurkhas que deben "groovear con la música".

*Jennifer López. Podemos discutir largo rato de por qué incluir a J-Lo en esta lista, pero que entre sus demandas esté que haya café instantáneo revuelto en el sentido inverso al de las agujas del reloj nos parece motivo suficiente.

*Marilyn Manson. Detrás de su apariencia lúgubre, El Príncipe de las Tinieblas esconde un niño interior que se niega a morir. Si no, no se explica que, al margen de botellas de champagne y absenta, su pedido incluya Doritos, chocolates en miniatura y ositos de gelatina. Sí, ositos.

*AC/DC. Tantos años en la ruta dejan lecciones y también secuelas. Por eso, en el camarín de la banda de los hermanos Young no sólo está prohibido que circulen cervezas antes del show, sino que además el backstage debe contar con al menos tres tubos de oxígeno.

*The Killers. La tentación de pedir bebidas alcohólicas de diversa índole es demasiado fuerte como para dejarla pasar, por lo que no debería impresionar que la banda de Brandon Flowers solicite botellas de Jack Daniels, Jameson, vodka Absolut o un gin de primera clase. Ahora, que la bebida dependa del día de la semana en que es el show, es una cosa más seria. Que nadie se atreva a acercarles un whisky otro día de la semana que no sea domingo, que se arma feo.

*Madonna. La Reina del Pop es una perfeccionista que está en todos los detalles, desde el más notorio hasta el más minúsculo e imperceptible. Por eso mismo, el productor que no quiera hacerla enojar, deberá respetar su conditio sine qua non de que todos los inodoros del área del backstage tengan tablas a estrenar.

 

 

‹‹ Todas las noticias